Manuel Romeral: “El varón es siempre presunto culpable y es llevado al suicidio por la ideología de género”

Abierto en canal el debate sobre la nefasta ideología de género, desarrollamos una serie de entrevistas con Manuel Romeral, presidente de la Asociación Europea de Ciudadanos contra la Corrupción. Esta es la segunda. La Justicia española trata al varón como un presunto culpable siempre. Nunca lo absuelve, archiva la causa, de forma que consigue mantener la ficción de que no hay denuncias falsas. A Manuel Romeral le han presentado treinta por cuestiones tan graves como intento de asesinato por una mujer a la que sólo ve en los juzgados en las denuncias falsas que presenta o que se abalanza sobre su coche para denunciar que la ha intentado atropellar. Para mantener la ficción y el negocio, los varones son destrozados, arruinados y llevados al suicidio. Ha llegado el momento de parar esta hecatombe judicial y este despropósito colectivo perpetrado en nombre de un feminismo cruel y suciamente mercantilista:

  • Fue muy interesante, y muy seguida, la anterior entrevista, así que le ruego que haga de nuevo pedagogía para desmontar las mentiras de la ideología de género. Vamos con la cuestión nuclear de las denuncias falsas. Por de pronto, las fiscalías territoriales vienen detectando un incremento elevadísimo de las denuncias falsas y las simulaciones de delito. Por ejemplo, la de Córdoba cifra en el 171% el incremento de las denuncias falsas y en el 133% el de las simulaciones de delito. Esto referido a todo el ámbito penal. Sin embargo, se ha establecido la ficción de que en el terreno de la violencia de género no hay denuncias falsas. ¿Por qué?

Es comprensible, las denuncias falsas es el pilar de la industria de género donde se mueven miles de millones de euros. No es estético que en el ámbito en el que nos movemos se anuncie que más del 80% de las denuncias son falsas, no es bueno para el negocio…….

  • Usted nos explicó que esa idea se sustenta en cuanto a informes oficiales en un informe de la Fiscalía General del Estado. ¿Entiendo bien si digo que se refieren a denuncias falsas en violencia de género que hayan tenido condena?

Efectivamente, el resto son denuncias archivadas que no computan como falsas.

  • Usted nos remitió en la entrevista pasada a un documentado y recomendable informe de la Asociación Europea de Ciudadanos contra la Corrupción, que usted preside, en la que se establece una cifra superior al millón de denuncias falsas. ¿Es así? ¿Cuántas serían en la actualidad? ¿Se atreve a dar una cifra?

Así es, en la actualidad seguramente se supera el millón debido al incremento fulgurante que se esta produciendo de denuncias de violencia de género.

  • Al margen de las precisiones procesales, el común de los mortales tiende a entender que una denuncia archivada o que termina en absolución es una denuncia falsa…¿Estamos de acuerdo?

La denuncia archivada técnicamente no es una denuncia falsa, es simplemente que no se han podido acreditar los hechos denunciados, el varón es un presunto culpable. Por el contrario una absolución le permite al varón poder querellarse contra la falsa denunciante. Debido a esto el varón solo tiene dos posibilidades, que se archive la causa o ser condenado.

  • Usted nos explicó que la Justicia en España sigue una estrategia trampa de modo que las denuncias que todos entendemos como falsas no las tiene en cuenta como tal porque lo que hace es archivarlas, de modo que el denunciado no puede querellarse por denuncia falsa. ¿Lo he entendido bien?

Correcto, esa es la trampa, se archivan y el juez no tiene la obligación legal de perseguirlas de oficio, pudiéndose reabrir el caso en cualquier momento que la falsa denunciante estime dentro del plazo legal.

  • Es decir, el sistema judicial tiene la consigna o funciona con el criterio de ocultar que hay denuncias falsas.

Como todos sabemos son consignas no escritas, pero hay muchos datos que se ocultan a la ciudadanía e incluso con la colaboración de los medios de comunicación.

  • Perdone que baje al terreno de lo personal para comprender todo esto de una manera concreta. Usted nos dijo que su expareja le ha presentado una treintena de denuncias falsas. ¿Sigue viendo usted en alguna ocasión a su expareja o es una paranoia denunciadora?

Afortunadamente no tengo ningún contacto con ella, ni lo deseo. Las veces que la he visto ha sido en los juzgados y nada más. Ahora precisamente se está instruyendo un procedimiento en el juzgado nº 1 de Pozuelo de Alarcón por denuncia falsa de intento de asesinato en el que me solicitaban 20 años de prisión, sin probar ni acreditar nada de los hechos denunciados.

  • Parte de su biografía o su caso está contado en el libro de Enrique de Diego “Derogad la genocida Ley de Violencia de Género” (Amazon). Me remito para una mayor comprensión. Entiendo que a usted le han presentado denuncias tan graves como intento de homicidio a pesar de que usted no ve, no se cruza, con su expareja…

Así es, intento de homicidio, intento de asesinato, etc., denuncias falsas gravísimas que me tuvieron muchas noches sin dormir y afectaron a mi salud, al día de hoy continuo con una elevada medicación.

  • ¿Es cierto que una vez se tiró a su coche, cuando usted entregaba a su hijo en el domicilio conyugal, para simular un atropello?

Así es, se abalanzó sobre el coche cuando arranqué para marcharme, menos mal que estuve hábil y di un volantazo consiguiendo esquivarla. Este incidente quedo recogido por las cámaras de seguridad de la urbanización. En la vista por intento de homicidio, la falsa denunciante presentó como prueba el vídeo de las cámaras de seguridad, donde se apreciaba claramente que ella se lanzaba al vehículo, hecho que le recriminó el fiscal. Como es habitual, la denuncia quedó archivada y no se persiguió de oficio.

  • Pero esas denuncias se archivan y así no constan como denuncias falsas…Y, como dijo usted en la anterior entrevista, de esa forma parece que usted no es del todo inocente porque no son denuncias falsas sino que no ha habido pruebas…

Efectivamente, el varón es siempre un presunto culpable se le condene o no, o bien se archive la causa, una minoría de los varones saldrá absuelto.

  • Usted conoce muchos casos similares que acuden a su Asociación. ¿Qué consecuencias tienen ese tipo de situaciones en la vida de un varón? Porque afrontar un número elevado de denuncias implica presión y desembolsos económicos…

Las consecuencias en la vida de los varones es devastadora, pierden a sus hijos, su domicilio, su salud física y psicológica, en la mayoría de los casos su trabajo debido a su bajo rendimiento provocado por su estado mental y sobre todo la gran actividad judicial. Por no hablar de los altos costes económicos que acaban arruinándole.

  • ¿Cree usted que esta estrategia de Justicia llamémosla de género es causa de suicidios?

Por supuesto, esta estrategia trata de devastar al varón, sacarlo del ámbito familiar de sus hijos y apartarlo de la sociedad como maltratador. Esto hace que la mayoría de los varones opten por el suicidio para terminar con un sufrimiento insoportable. Si usted hiciera una encuesta a los varones sobre este asunto, le aseguro que el 99,99% le contestarían que en algún momento se cuestionaron el suicidio, muy grave…….

  • ¿Qué consejos daría a quien se encuentre en una situación similar?

Le diría que se asesore por alguien que haya pasado por esta tragedia, solo los que la han sufrido saben lo que es, la mayoría si tuviéramos que volver a vivirla lo haríamos de otra forma. Cuando nos separamos y entramos en el circuito de la violencia de género la mujer está muy bien asesorada y dispone de todos los recursos sociales, jurídicos, incluso económicos, por el contrario el varón solo dispone de su abogado y en ocasiones de oficio.

  • Por último, le pido que me glose una declaración de Pablo Iglesias: “el voto a Vox es la contrarrevolución contra el movimiento feminista”.

Lo típico del señor Iglesias, puro populismo para disfrazar sus fracasos y desviar la atención de su caída libre…….

Fuente: Rambla Libre

También te puede interesar:

About the author: AECC

Ya es hora de dejar de hacer lo conveniente para empezar a hacer lo correcto

Leave a Reply

Your email address will not be published.