Manuel Romeral, contra la trama judicial de Pozuelo: “La juez Elena Garde es una cacique de la España negra”

Manuel Romeral, presidente de la Asociación Europea de Ciudadanos contra la Corrupción, ha concedido declaraciones en exclusiva a Rambla Libre en las que califica a la trama judicial de Pozuelo de Alarcón de “una autentica estafa procesal, la justicia a los pies de la corrupción y del trafico de influencias en un municipio donde se mueven muchas voluntades y muchísimo dinero“. Sobre la juez Elena Garde afirma que “su papel es de una cacique. Estamos en un municipio de Madrid que por la características de sus habitantes seguimos en la España negra. Un pueblo instalado en el caciquismo de la alcaldesa, el séquito que la rodea, el médico de turno y los curas de las diferentes congregaciones que existen en Pozuelo”.

Manuel Romeral ha tratado de defender a su hijo N. de lo que entiende como malos tratos de María José Barroso, con diagnóstico de paranoia grave, pero la Justicia la ha amparado a ella y ha ido contra él, porque “la justicia esta instalada en la corrupción, liderada por la que fue la decana de los juzgados Elena Garde García, en connivencia con el colegio Escuelas Pías de San Fernando donde casualmente asistía mi hijo y los hijos de la presunta prevaricadora. Durante años desde la dirección del colegio y la juez con la ayuda de asuntos sociales ocultaron los malos tratos de mi hijo por parte de la madre y su familia, físicos y psicológicos, convirtiendo los procesos judiciales en una autentica farsa y estafa procesal, destrozaron a un niño en lugar de protegerle”.

A las juezas indignas de Pozuelo no les ha importado el bien de N. porque “en los procesos de separación lo que menos les importa es el bienestar del menor, el interés superior del menor es una autentica falacia puesto que lo único que importa es el estatus económico en el que se va ha quedar la madre. Una madre no puede quedarse en la calle desprotegida, el privilegio de quedarnos en la calle es potestad de los padres separados”.

Sobre las Escuelas Pías de San Fernando y su director, afirma que son “unos auténticos sinvergüenzas y presuntos maltratadores infantiles, parece mentira que un colegio religioso y personas que trabajan con menores actúen en perjuicio de niños inocentes en connivencia con jueces, asuntos sociales e incluso con policía local de menores. En vez de Pías deberían llamarse Impías. A lo largo de la historia en este colegio han ocurrido cosas muy graves, presuntos abusos a menores, suicidios, acosos, negligencias graves, etc., todos silenciados por este sistema corrupto, mi hijo fue una de sus victimas. Incluso hay casos como el de una niña que se suicidó sin que nadie en el centro se interesara por su situación, mi propio hijo fue tratado de forma negligente y abusiva, niños de infantil que aparecían con manchas supuestamente de semen en el baby, etc.. Padres de niños compañeros de la guardería de mi hijo que cuando les comenté lo que me estaba ocurriendo en el colegio me confesaron que cuando ellos eran pequeños sufrieron acosos por parte de los curas. Declinaron llevar a sus hijos a los Escolapios aun teniendo la oportunidad de matricularlos sin problemas al ser antiguos alumnos, uno de ellos me pidió disculpas por no habérmelo contado antes, jamas se lo había contado a nadie y le daba muchísima vergüenza”.

Sobre los servicios sociales de Pozuelo de Alarcón, no han hecho otra cosa que “encubrir los malos tratos de mi hijo y ocultar todo lo que nos estaba ocurriendo a mi hijo y a mi, protegían a la madre y al sistema. Falsearon los informes en connivencia con el colegio y el equipo psicosocial del juzgado. Mi hijo recibía palizas y maltrato psicológico sin que actuarán ni denunciaran los hechos a las autoridades. Los servicios sociales de Pozuelo se dedican a destruir familias. El daño que provocan a niños sometiéndoles a terapias psicológicas durante más de 5 años como es el caso de mi hijo es demoledor para el desarrollo evolutivo y emocional del menor. El objetivo es que los menores se acostumbren al daño que están recibiendo y en ningún caso mitigar el origen del problema del menor o de quien lo maltrata”.

De fondo está el carácter destructivo de la Ley de Violencia de Género, porque “cuando un hombre decide separarse su pareja le pondrá de forma automática una denuncia de violencia de genero y saldrá de su domicilio esposado delante de sus hijos. A continuación se dispara un proceso demoledor para el hombre, le quitarán la custodia de sus hijos, perderá su domicilio, y si el padre asiente con todo los que lo que le han preparado para él no pasará nada más. Ahora bien, si el padre lucha por sus hijos y su bienestar el sistema le tiene preparada la hoja de ruta de los padres molestos para el sistema y acabará perdiendo totalmente a sus hijos, visitas, patria potestad, etc., acabarán con él sin ningún pudor. Lamentablemente este proceder es sistemático en toda España, una hoja de ruta muy depurada y estudiada a lo largo de estos años desde que se instauro la Ley Integral de Violencia de Género en el 2004, han tenido muchos años para ir depurándola..….

Manuel Romeral lleva tres años sin poder ver a su hijo, “ahora estoy a la espera del Punto de Encuentro desde el mes de julio de 2017 que el juez resolvió que se reanudasen las visitas de forma tutelada. Han pasado tres años sin tener ningún tipo de comunicación con mi hijo y sin saber nada de su estado, todo para volver al principio otra vez. Lo único que hemos aclarado en este tiempo es que la madre sufre una patología de paranoia grave que en un principio me la atribuía a mi el Equipo Psicosocial del juzgado, estuve denuncaindolo durante mas de 5 años en el juzgado y los servicios sociales pero fue ocultado. Gracias a la Clínica Medico Forense de los juzgados de Plaza Castilla y al nuevo juez del juzgado nº 2 que viendo el expediente decidió investigar que es lo que estaba ocurriendo con mi hijo, y verlo de primera mano al detectar que existían muchas irregularidades en el entorno de Pozuelo, decidió sacarlo todo fuera del ámbito del Pozuelo pues estaba todo contaminado, fue entonces cuando se descubrió todo. Ahora estoy tomado acciones legales para que paguen todo el daño que nos han hecho a mi hijo y a mi durante todos estos años”.

Fuente: Rambla Libre

About the author: AECC

Ya es hora de dejar de hacer lo conveniente para empezar a hacer lo correcto

Leave a Reply

Your email address will not be published.